Archivo de la etiqueta: Creatividad

Amadoras

Amadora1Amadoras

portadora del recuerdo

Portadora del recuerdo

En el sigilo

ellas  en torno a mamagüela

celebrantes del saberse

acurrucaban   en el regazo

a quienes boquitas asidas a una teta y luego

a  la otra  aspiraban la seguridad de la ternura

el estar y dejarse ser. Así fue

En el calor y olor de pecho y vientre

efluvios de mujer, de mamá, estuvieron.

Un día, echaron a andar haciendo el camino

y luego, no parar, en carrera de relevo

por entregar  una y otra vez,  un ovillo de misterio

un ovillo de amor a la que viene atrás.

María Hortensia de la Cruz

léeme en:

http://palenqueducacionparatodos.blogspot.com/

http://educacioncomparadaii.wordpress.com/

Anuncios

Eva advierte sobre las manzanas

Voz de Eva… Sigamos disfrutando de Gioconda Belli.

No me arrepiento de nada.

No, no me arrepiento de nada.
Ni de las ganas que tengo de no compartir ninguna palabra hija.

Esta semana, les compartiré dos poemas de una de mis escritoras favoritas, la nicaraguense Gioconda Belli.

!Disfruten!

Mis Caminos

Nací un día de caluroso verano

 

Comencé mi andar frente al Océano Pacífico

 

Seguí el camino atravesando

Los bosques Siberianos

 

Estepas de Asia y

 

Montañas del Cáucaso

Las anchuras de Rusia formaron mi alma

 

Que voló sin reparo buscando el Sol Caribeño

Soy una mujer transformada en un ser sin fronteras

Que sigue su ruta por senderos divinos

Buscando llegar algún día al infinito.

 

por Ekaterina Nikitenko

Mujer

 

Mujer,

¿Que buscas tu en la oscuridad de la noche?

¿Qué encuentras en la espesura del bosque siberiano?

¿Qué anhelas en la nostalgia del sol del ocaso?

¿Qué sueñas en la soledad del cielo estrellado?

 

Mujer,

¿Cuántos hijos perdiste en la crueldad de la guerra?

¿Cuántas lagrimas secaste al partir tu amado?

¿Cuánto polvo recogiste de los retratos añejos?

¿Cuántos sueños reparaste con la dulzura de tu mirada?

 

Mujer,

Dondequiera que pisan tus pies esta tierra

Se sublima el alma hacia el infinito

Aparecen sonrisas en los rostros amargados

Y las flores alegran la tristeza del alma.

 

No importa la edad y belleza del rostro

No importan los caminos que has recorrido

Eres el  suelo donde crece la vida

Eres la esperanza del mundo entero.

 

por Ekaterina Nikitenko

Algún día

Algún día, no habrá más violencia. No traicionaremos nuestros principios, no violaremos nuestro ser, no venderemos nuestra alma. Podrás ver tus propias luchas en mi rostro y  yo reconoceré mis llagas en el tuyo.

Algún día, cuando nos veamos al espejo veremos a un ser amado. Tocaremos nuestra piel con devoción, cada hendidura y cada poro con paciencia venerado.

Algún día, dejaremos atrás las armaduras y nos lanzaremos a la calle en cueros, por abrigo  solo nuestra alma. Nos podremos mirar directo y profundo. Ojos que se leen y no temen.

Algún día,  todo lo que hagamos será un acto de amor a lo más Sagrado. Me deslumbrará tu luz y a ti la mía. Miraremos al sol de frente, sin parpadeo, resplandecientes. Seremos soles que no temen verse dentro.

Algún día seremos polvo.

Volveremos a casa, eso es seguro. Pero no lo haremos solos. Allá nos seguirá nuestra luz, nuestro amor y esa chispa que no se apaga.

Sí, algún día volveremos al polvo…

A ser polvo de estrellas.

 

Por Carolina Luciano Sánchez

 

Pregunta de verano

¿Qué es la felicidad?,
pregunta la poeta.

Bailar junto a ti,
en una misma tierra.

 

Por: Berenice Pacheco Salazar, 2012.