Archivo de la etiqueta: creacion

Sanadoras

www.facebook.com - Circulo de Mujeres - madre tierra

Hilan, tejen
ofrendan dones
tocando corazones
remiendan sueños.
Cerrando épocas
abren ciclos.
Tejiendo tapices multicolores
giran
danzan
desparraman amor
llueven dones.

Por: Nelsy Aldebot Reyes

Foto tomada de: www.facebook.com – Circulo de Mujeres – madre tierra

Anuncios

Temascal sagrado

Entro en el útero de la madre tierra
me descubro en sintonía de respiraciones, latidos, anhelos.
Grito, grito, grito para sanar, grito para pedir,
grito para reconocerme y reconocernos.

httpnanciyaga.compage_id=14

Lo suelto todo, me entrego,
toda el agua de mi cuerpo permea la tierra,
todo lo que era se vacía en un fluir interminable.
Me quedo seca,
me desplazo a otra dimensión donde voy entrando vacía,
desnuda, abandonada.
Mi pecho se abre,
mi corazón vuelca en un nuevo ritmo,
una inmensa marea atraviesa mi ser,
entro en sintonía con mis ancestras.

httpwww.fsichile.cltagexperiencias

Estoy entretejida en miles raíces que se adhieren a mi ser,
en esta hermosa danza que es la vida.

554780_468126056544958_194966733_n

 Por: Nelsy Aldebot Reyes

Fotos tomadas de:
httpnanciyaga.compage_id=14
httpwww.fsichile.cltagexperiencias
http://palomailustrada.blogspot.com/

Cuando Era Una Niña

mis padres

Cuando era una  niña de mente inquieta

Buscaba respuestas en un hormiguero

Sobre Dios Supremo que está en los Cielos

Del porqué de la vida y mi conexión con el Universo

En las hojas caídas veía estrellas

Las primeras flores de primavera eran milagros

Mi mamá era Diosa y mi papá invencible

¿Qué cambió desde este momento lejano?

Mi percepción de las cosas tiene otros matices

Mis ancestros lejanos me han ido llamando

Y mis hijas ahora son mi futuro

Soy semilla de vida tirada al suelo

Procurando la Luz y el Agua para dejar unos frutos

Me entrego en manos Divinas como el barro

Con anhelo de ser espíritu libre al final de mis días

Por Ekaterina Nikitenko

Introducción a los versos

ausencia

Tu voz crece en mi pecho.

No existe.

Sólo Es el silencio de mi alma

que cada vez te piensa.

Somos…

Todo nos nombra.

Y de tu ausencia nacen los segundos versos más hermosos.

Por Berenice Pacheco Salazar, 2011.
“La tarde en que la oruga abrió sus alas”. 

Mujer 2

Mujer bajo el árbohttpconscienciamadre.blogspot.com200908semilla-creativa.htmll

Única
singular
divina
estrella con luz propia
principio y fin
tierra fértil
semilla generadora
manantial de aguas vivas
huracán que arrastra
desprende
levanta
fuego ardiente
pasión enloquecida
 transmuta
presiente
crea

 Por: Nelsy Aledebot Reyes

Foto: httpconscienciamadre.blogspot.com200908semilla-creativa.html

Quiero Ser, por Ekaterina Nikitenko

верба2

Una nube que vi en el cielo me recordó la inevitable partida

¿Que seré al dejar este cuerpo terrestre?

 

Quiero ser la brisita que alivia el calor del verano

Un rayo de sol que derrita los copos de nieve en un crudo invierno

Un brote de sauce en primavera

La alfombra dorada del jardín en otoño

 

No quiero cruces ni piedras sobre mi tumba

Solo el aroma de flores para los que me recuerden

Que mi espíritu vague sin rumbo

Llevando aliento a los afligidos

Que mi Alma se una con el Universo

Siendo la mensajera de las esperanzas

 

O madre querida con tu soplo tan añorado

Guía mis pasos en esta vida terrestre

Y al llegar al final de este largo camino

Quiero partir contigo hacia el arcoíris

Encantamiento

Te deseo paz
luz
cosas dulces.
Que te enamores de algo, de alguien, de ti
que nutras con reverencia tu cuerpo
mente
y espíritu.

Que reconozcas tus luchas
caídas
amores
tu  propio brillo.

Que veas tu vida como algo sagrado
seas suave contigo y te tengas paciencia
que no te abandones
que llores tus pérdidas y cantes tus alegrías
que no te juzgues con dureza
y disfrutes tu propia compañía.

Te deseo el mejor de los años
uno en el que tengas espacio para crecer
crear
y ser tú
un año en el que llegue lo que siempre has estado esperando…
Tu misma.

Son estos mis deseos para ti, para mi, para todas.
Feliz año 2013.

Por Carolina Luciano Sánchez 

Imagen: Enchantment de Robert Mead