Archivo de la categoría: trasformación

Caminos del Alma (por Ekaterina Nikitenko)

El alma se desnuda partiendo al infinito
Una fanfarria de sonidos la recibe con alegría
Luces de mil colores forman un arcoíris
El universo entero se abre a sus pasos

Nació un nuevo ser en este cuerpo terrestre
Se liberó de cadenas que lo ataban al suelo
Una mariposa sorprendida abrió sus alas
Y voló libremente al encuentro celeste

Los seres divinos del universo abierto
La reciben con gozo en su camino eterno
Despójate de tu peso y anda volando
Al mundo desconocido que te espera

Anuncios

LA MISMA MUCHACHA

 

 

 

Mariposa suspendida entre amores.

Hija del mismo cielo siendo una estrella.

Amiga confiable, hija y amante.

Tímido rostro de mirar transparente.

Figura erótica en sus labios silentes.

 

 

Ella la paz dentro de sí misma.

La flor que habita entre los montes.

El lápiz de carbón de sus emociones.

La recóndita ada noble   y

El embrujo de sus expresiones.

 

Ella soy yo. La misma muchacha .

La misma niña que ya mujer,

Rebusca en todo y se llena del

Canto, las risas y los sueños incesantes.

Su espíritu intranquilo perfuma

Hojas blancas, con nuevas fragancias,

En desvelos tibios de sus añoranzas.

 

 

POR: Yenerys J. Aybar Rojas.

 

Introducción a los versos

ausencia

Tu voz crece en mi pecho.

No existe.

Sólo Es el silencio de mi alma

que cada vez te piensa.

Somos…

Todo nos nombra.

Y de tu ausencia nacen los segundos versos más hermosos.

Por Berenice Pacheco Salazar, 2011.
“La tarde en que la oruga abrió sus alas”. 

Seducida Por La Misantropía

 

 

 
Me canse del frío de la noche

De un triste despertar de mis mañanas

Olvide me esperabas como solías

Olvide te jure te encontraría.

 

Obvie por un momento las canciones

Las que me recordaban tanto te sentía

Arraigado y tan pegado a mi cabeza

Nuestro amor erróneamente idealicé fallecía

Y no pude aguardar mas esperas.

 

Por un instante te fuiste borrando

No supe más de ti mas solo de mi

En mi presente, mi ego dominaba

Solo mi deseo, lujuria y el suculento

Deseo hacia el delito fluían movilizando

Cada paso, mirada y sonrisa que mis labios

Expresaban.