Archivo de la categoría: Soledad

En Mis Adentros ( ¿ Y si … ? )

 

 

question-mark

 

¿Y  si los árboles  caminaran?

¿Qué tal si el amor no acabara?

¿ Si siempre fuéramos niños?

¿Y si el color de nuestra piel no

Motive el racismo?

¿Y si todos voláramos como

Pájaros y gaviotas?

¿Y si las flores no murieran?

¿Si la paz por fin existiera?

 

 

¿Y si dibujo el sol en mi rostro?

¿Y  si el mar fuera mi vecino y

Las palmeras, casas cercanas?

¿Y si las montañas se llenasen de nubes

que alrededor emanen perfumes?

¿Y si la vida pasara volando pero solo

Vivieras soñando?

 

 

 

Por:  Yenerys Aybar

 

http://www.andresroemer.com/blog/es/wp-content/uploads/2012/08/question-mark.jpg

Anuncios

LA MISMA MUCHACHA

 

 

 

Mariposa suspendida entre amores.

Hija del mismo cielo siendo una estrella.

Amiga confiable, hija y amante.

Tímido rostro de mirar transparente.

Figura erótica en sus labios silentes.

 

 

Ella la paz dentro de sí misma.

La flor que habita entre los montes.

El lápiz de carbón de sus emociones.

La recóndita ada noble   y

El embrujo de sus expresiones.

 

Ella soy yo. La misma muchacha .

La misma niña que ya mujer,

Rebusca en todo y se llena del

Canto, las risas y los sueños incesantes.

Su espíritu intranquilo perfuma

Hojas blancas, con nuevas fragancias,

En desvelos tibios de sus añoranzas.

 

 

POR: Yenerys J. Aybar Rojas.

 

DESNUDAR EL ALMA

Quiero desnudar el alma.

Sentirme yo y no pretender.

Mostrar ajadas sonrisas.

Mis viejos sueños. Retomar

Las calles de ilusiones.

 

 

Quiero desnudar el alma.

Danzar,

Cantar,

Y liberarme de todo.

Sucumbir ante noches estrelladas

Y partir hacia vuelos infinitos.

 

 

Quiero desnudar el alma.

Reencarnaciones.

Muertes.

Nacimientos.

Repetir mantras dentro de mí.

Solo soñar en atardeceres.

Abrir mis alas y solo ser.

 

 

Por:  Yenerys Aybar.

 

Mariposa

hada 1

Estaba triste,

Sentada debajo de un árbol

Con la mirada fija en una flor silvestre.

Mil preguntas pasaban por mi cabeza

Buscando el lugar sagrado de la felicidad humana.

Una mariposa llego de repente

Generando una luz dorada con sus alas perfectas.

Se volvió un Hada con su vestido largo,

Me sonrió suave y con un solo gesto

Me hizo volar por el mundo entero.

Al final del viaje, bajo el mismo árbol,

Ya no estaba triste

Encontré la respuesta.

 

por Ekaterina Nikitenko

Introducción a los versos

ausencia

Tu voz crece en mi pecho.

No existe.

Sólo Es el silencio de mi alma

que cada vez te piensa.

Somos…

Todo nos nombra.

Y de tu ausencia nacen los segundos versos más hermosos.

Por Berenice Pacheco Salazar, 2011.
“La tarde en que la oruga abrió sus alas”. 

Seducida Por La Misantropía

 

 

 
Me canse del frío de la noche

De un triste despertar de mis mañanas

Olvide me esperabas como solías

Olvide te jure te encontraría.

 

Obvie por un momento las canciones

Las que me recordaban tanto te sentía

Arraigado y tan pegado a mi cabeza

Nuestro amor erróneamente idealicé fallecía

Y no pude aguardar mas esperas.

 

Por un instante te fuiste borrando

No supe más de ti mas solo de mi

En mi presente, mi ego dominaba

Solo mi deseo, lujuria y el suculento

Deseo hacia el delito fluían movilizando

Cada paso, mirada y sonrisa que mis labios

Expresaban.

 

 

 

 

 

Parece Entiendo el amor

Entiendo que el amor es perdonarlo todo
Es mirarme con ojos dulces
Con esa pasión que me hunde.

Es pintar de colores un futuro ignorado
Es mirar la distancia y no verla tan lejos
Es saber que tengo y saber que me tienes
Es sin duda entender mis polos alocados.

Es añorar tus caricias a miles a kilómetros
O tan solo Tú beso antes de dormir
Es llorar por no tenerte junto a mí.

Entiendo que el amor es mirar juntos el ocaso
Hasta que la luna se acueste y la mañana junto al sol
Se vistan de luz irradiando nuestros cuerpos.

Entiendo que el amor es soportar mis tontos celos
Es mirarme como me ves
Como la reina de tus sueños.

 

 

Por: Yenerys J. Aybar R.