Archivo de la categoría: nostalgia

Amadoras

Amadora1Amadoras

portadora del recuerdo

Portadora del recuerdo

En el sigilo

ellas  en torno a mamagüela

celebrantes del saberse

acurrucaban   en el regazo

a quienes boquitas asidas a una teta y luego

a  la otra  aspiraban la seguridad de la ternura

el estar y dejarse ser. Así fue

En el calor y olor de pecho y vientre

efluvios de mujer, de mamá, estuvieron.

Un día, echaron a andar haciendo el camino

y luego, no parar, en carrera de relevo

por entregar  una y otra vez,  un ovillo de misterio

un ovillo de amor a la que viene atrás.

María Hortensia de la Cruz

léeme en:

http://palenqueducacionparatodos.blogspot.com/

http://educacioncomparadaii.wordpress.com/

Anuncios

DESNUDAR EL ALMA

Quiero desnudar el alma.

Sentirme yo y no pretender.

Mostrar ajadas sonrisas.

Mis viejos sueños. Retomar

Las calles de ilusiones.

 

 

Quiero desnudar el alma.

Danzar,

Cantar,

Y liberarme de todo.

Sucumbir ante noches estrelladas

Y partir hacia vuelos infinitos.

 

 

Quiero desnudar el alma.

Reencarnaciones.

Muertes.

Nacimientos.

Repetir mantras dentro de mí.

Solo soñar en atardeceres.

Abrir mis alas y solo ser.

 

 

Por:  Yenerys Aybar.

 

Cuando Era Una Niña

mis padres

Cuando era una  niña de mente inquieta

Buscaba respuestas en un hormiguero

Sobre Dios Supremo que está en los Cielos

Del porqué de la vida y mi conexión con el Universo

En las hojas caídas veía estrellas

Las primeras flores de primavera eran milagros

Mi mamá era Diosa y mi papá invencible

¿Qué cambió desde este momento lejano?

Mi percepción de las cosas tiene otros matices

Mis ancestros lejanos me han ido llamando

Y mis hijas ahora son mi futuro

Soy semilla de vida tirada al suelo

Procurando la Luz y el Agua para dejar unos frutos

Me entrego en manos Divinas como el barro

Con anhelo de ser espíritu libre al final de mis días

Por Ekaterina Nikitenko

Cuento Cortísimo

cuentocorto

En una noche, viernes,

bar de buena muerte,

me dio por disfrazarme de inverosímil recuerdo.

 

Ligera,

cual mirada de perro fiel a medianoche,

me escurrí en sus sueños.

 

Por Berenice Pacheco Salazar, 2011
“La tarde en que la oruga abrió sus alas”

 

Introducción a los versos

ausencia

Tu voz crece en mi pecho.

No existe.

Sólo Es el silencio de mi alma

que cada vez te piensa.

Somos…

Todo nos nombra.

Y de tu ausencia nacen los segundos versos más hermosos.

Por Berenice Pacheco Salazar, 2011.
“La tarde en que la oruga abrió sus alas”. 

Parece Entiendo el amor

Entiendo que el amor es perdonarlo todo
Es mirarme con ojos dulces
Con esa pasión que me hunde.

Es pintar de colores un futuro ignorado
Es mirar la distancia y no verla tan lejos
Es saber que tengo y saber que me tienes
Es sin duda entender mis polos alocados.

Es añorar tus caricias a miles a kilómetros
O tan solo Tú beso antes de dormir
Es llorar por no tenerte junto a mí.

Entiendo que el amor es mirar juntos el ocaso
Hasta que la luna se acueste y la mañana junto al sol
Se vistan de luz irradiando nuestros cuerpos.

Entiendo que el amor es soportar mis tontos celos
Es mirarme como me ves
Como la reina de tus sueños.

 

 

Por: Yenerys J. Aybar R.

 

 

Quiero Ser, por Ekaterina Nikitenko

верба2

Una nube que vi en el cielo me recordó la inevitable partida

¿Que seré al dejar este cuerpo terrestre?

 

Quiero ser la brisita que alivia el calor del verano

Un rayo de sol que derrita los copos de nieve en un crudo invierno

Un brote de sauce en primavera

La alfombra dorada del jardín en otoño

 

No quiero cruces ni piedras sobre mi tumba

Solo el aroma de flores para los que me recuerden

Que mi espíritu vague sin rumbo

Llevando aliento a los afligidos

Que mi Alma se una con el Universo

Siendo la mensajera de las esperanzas

 

O madre querida con tu soplo tan añorado

Guía mis pasos en esta vida terrestre

Y al llegar al final de este largo camino

Quiero partir contigo hacia el arcoíris