Mariposa

hada 1

Estaba triste,

Sentada debajo de un árbol

Con la mirada fija en una flor silvestre.

Mil preguntas pasaban por mi cabeza

Buscando el lugar sagrado de la felicidad humana.

Una mariposa llego de repente

Generando una luz dorada con sus alas perfectas.

Se volvió un Hada con su vestido largo,

Me sonrió suave y con un solo gesto

Me hizo volar por el mundo entero.

Al final del viaje, bajo el mismo árbol,

Ya no estaba triste

Encontré la respuesta.

 

por Ekaterina Nikitenko

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s