Introducción a los versos

ausencia

Tu voz crece en mi pecho.

No existe.

Sólo Es el silencio de mi alma

que cada vez te piensa.

Somos…

Todo nos nombra.

Y de tu ausencia nacen los segundos versos más hermosos.

Por Berenice Pacheco Salazar, 2011.
“La tarde en que la oruga abrió sus alas”. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s