DONCELLA TARDíA

tristan e isolda

Desperté con el cielo entre mis brazos, vislumbrando las gaviotas a través de la ventana.Sobre el pasto reposaban las amapolas libres y risueñas. Mientras gotitas de roció nos bañaban el rostro en aquella mañana después de haber sido aquella noche tan larga.

Me sentí mujer. Me sentí madura. Una mancha de sangre era la prueba del dolor placentero que mi flor ya en retoño invadía. ¡Fue un  Momento glorioso aquel día!.  Aquel mi instante invadido de gozo. Sabor a delicia; frescor hiriente de gritos y punzadas. ¡Oh torturante y placentera morada! .La que aquella noche probaste dulcemente.

Arraigada al toque de tus besos como recién nacido adherido al seno de su madre. En un amanecer de domingo irónicamente deleitada por el  dolor y al fin liberada del yugo tardío de la desesperación que antes en doncella silente dormía.

BY: YENERYS AYBAR  R.

http://sobreleyendas.com/2011/05/23/la-leyenda-de-tristan-e-isolda/

Anuncios

3 Respuestas a “DONCELLA TARDíA

  1. welinton constanza

    se paso!, felicitaciones mi amiga del alma, esta muy lindo

  2. Mujer, madura, “La doncella tardía” es prueba de la joven que día a día, letra a letra va forjando su escritura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s