Archivo mensual: agosto 2012

ABUELA MARIPOSA

<<Estoy aquí, aquí, aquí…….

<<Estoy aquí, aquí, aquí…….

¡Despertad todos, todas, todos!

Agita su abanico

arriba, abajo

derramando sobre la tierra

y sobre el pueblo de la tierra

el espíritu polinizador.

Mujer Salvaje/ Mariposa

es vieja y gorda, pues lleva el mundo de las tormentas en un pecho y el mundo subterráneo en el otro.

Su espalda es la curva del planeta Tierra con todas sus cosechas, sus alimentos y animales.  Su nuca sostiene el amanecer y el ocaso.

Su muslo izquierdo contiene todas las estacas de las cabañas indias, su muslo derecho contiene todas las lobas del mundo. Su vientre contiene todos los niños que nacerán en el mundo.

La Abuela Mariposa es la fuerza fertilizadora femenina, Transportando el polen de un lugar a otro, fecunda con fertilización cruzada, tal como el alma fecunda la mente con los sueños nocturnos y tal como los arquetipos fertilizan el mundo material.  Ella es el centro. 

Une los contrarios tomando un poco de aquí y poniéndolo allí. La transformación es así de sencilla.

Eso es lo que ella enseña. Es lo que hace la abuela mariposa, eso es lo que hace el alma.

La Abuela Mariposa , es la fuerza fertilizadora, reparadora, recordadora de las antiguas ideas, es la voz mitológica es la personificación de la Mujer Salvaje.

     De: Mujeres que corren con los lobos

                   Clarissa Pinkola Estés

                    

      Por: Xiomara Altagracia Garcìa

Anuncios

Vieja

Vieja

Invicta

olímpica

nada letal

se ha de cebar en ella.

Recia, no es de hoy

de espalda al trajín

de los comunes

no es de hoy.

No conoce, ya, de apuros

cálculos, accidentes, avatares y desgracias

bacterias o microbios.

Estable su demencia

ajena va

ajena vive.

es su muro, su coraza.

paradoja

todos viven su vida.

Canto Rodado

María Hortensia de la Cruz

1994-2012

ABUELAS DANZANTE DE LA LUNA

Fortalecer el camino hacia la sanación de la madre tierra y de los seres de esta isla, sembrar la semilla de amor, gratitud y cuidado hacia la madre naturaleza, sentir y afirmar que todas y todos somos un@s unidos por una misma cultura y llevados por la energía del amor.

Recuperar las memorias de nuestros ancestros a través de los cantos sagrados, las oraciones, areitos,  el uso de las yerbas,  las semillas, como una forma de honrar la Tierra  y fortalecer el espíritu.  Cuando elevamos el canto y las oraciones hacia la Madre Tierra, mantenemos una conexión templaría con el universo.

Mantener los saberes de nuestros antepasados  y continuar la tradición de nuestros pueblos originarios.
Iniciando acciones que colaboren con la protección y el cuidado de la naturaleza
Asumir el compromiso de mantener y cultivar en las nuevas generaciones el valor
Creativo y sanador  de todas las bendiciones que nos regala  Gaia,  y así recuperar y mantener la integración de los elementos en nuestro espíritu, para conservar la conexión con nuestro ser y el universo.

Por :  Xiomara Altagracia García

Verde

MHC 1-agosto-2012

Verde

¡Uf, ¡uf!, ¡ah!, ¡ah!.. Verde; todo es verde aquí.

¡Ah!, ¡ah!, ¡uf, ¡ah!…Una libélula, o un caballito del diablo, un escarabajo, también verde. ¡Quien lo diría!  Siempre he vivido en un entorno de verde y ahora es que se me ocurre ponerlo en un papel como mi escrito. Una cotorrita o mariquita redonda, redondita y verde con puntos de un verde luminoso. Mariposas en fila; van y vienen con sus alas verdes desplegadas.

El fondo es claro;  es el escenario que destaca al verde; bueno, yo diría que es blanco pero no exactamente. Uf, ah, ah, ah ¡Ay!, que no me llamen, que no suene el teléfono, que no suene el timbre, no me quiero perder nada. Aumento la velocidad y precisión de mis movimientos; tengo que hacerme la sorda para terminar. Aun no se a dónde van los alados verdes;  van en fila, en fila india. No quiero interrumpir lo que ahora  siento, ni lo que ahora pienso de este sainete vegetal-animal. En cualquier momento se desatan las ideas pen  y, ¡zas! E ahí un motivo, y es que los motivos están por doquier y el tiempo se deja atrapar. Tiempo y motivo, y me dió con el verde.

El verde no fue copiado, a él lo copian. Miro y pienso. Que no vengan ahora los sabios decirme que es cuestión luz. Me quedo en verde y, verde dado como un hecho.

¡Uh! ya casi acabo; ¡uf!, ¡ah!, ¡ah! Esto tiene que ser rápido, en mi caso nunca va a ser largo, no bien comienzo quiero terminar; desde que entro y hago lo que hago con agua y con jabón, quiero salir. ¡Uf!, ¡ya¡

Yo pensé que por repetidos sus dibujos, seria aburrida; con la prisa que me acomete en esta operación, si no fuera por esos dibujos, me habría hecho daño con los dedos y  sobretodo con las uñas. Suerte que esta cortina de baño que me inspiro, con sus dibujos en verde, me deleita y me aplaca.

María Hortensia de la Cruz

Canto Rodado

Mayo 2012

Algún día

Algún día, no habrá más violencia. No traicionaremos nuestros principios, no violaremos nuestro ser, no venderemos nuestra alma. Podrás ver tus propias luchas en mi rostro y  yo reconoceré mis llagas en el tuyo.

Algún día, cuando nos veamos al espejo veremos a un ser amado. Tocaremos nuestra piel con devoción, cada hendidura y cada poro con paciencia venerado.

Algún día, dejaremos atrás las armaduras y nos lanzaremos a la calle en cueros, por abrigo  solo nuestra alma. Nos podremos mirar directo y profundo. Ojos que se leen y no temen.

Algún día,  todo lo que hagamos será un acto de amor a lo más Sagrado. Me deslumbrará tu luz y a ti la mía. Miraremos al sol de frente, sin parpadeo, resplandecientes. Seremos soles que no temen verse dentro.

Algún día seremos polvo.

Volveremos a casa, eso es seguro. Pero no lo haremos solos. Allá nos seguirá nuestra luz, nuestro amor y esa chispa que no se apaga.

Sí, algún día volveremos al polvo…

A ser polvo de estrellas.

 

Por Carolina Luciano Sánchez

 

Mar

Acostada en una cama de mar
Floto con los ojos abiertos
Agua de terciopelo acaricia mi piel
Patrones que se repiten
Olas que vienen y van
Besando sin cansancio la arena
Meciendo mis ideas
invitándome a ser.
Nada más.

Caribe, cuántas cosas me enseñas
con tu amplio horizonte.
Mi mundo interno te imita
mis mareas ahora más claras,
mis ideas tan inmensas como tú.

La vida está hecha de ciclos
solo hay que confiar
que no importa si es grande o pequeña la ola
furiosa, explosiva, salvaje
o tranquila, callada y suave
su destino es llegar a la orilla,
besar la arena
y volver a empezar.

Por Carolina Luciano Sánchez

Pregunta de verano

¿Qué es la felicidad?,
pregunta la poeta.

Bailar junto a ti,
en una misma tierra.

 

Por: Berenice Pacheco Salazar, 2012.