Más


Allá,
no sé.

En el más acá,
la joven más anciana de este siglo
corriendo hacia ti.

Desde entonces,
la caricia se torna mar,
llenándonos por dentro.

Desde entonces,
érase una vez.

 

Por: Berenice Pacheco Salazar
“La tarde en que la oruga abrió sus alas” (2011)
Imagen tomada de http://www.mundofotos.net
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s