La Casa

En  esta loca casa,

con el desayuno a medio hacer,
el café a medio beber,
me escurro un rato en el baño para contemplar mi figura:
me saludan mis cejas sin sacar,
mis uñas sin arreglar y un pajón que se gobierna.

En este intenso verano familiar
con poca privacidad,
mucho menos intimidad
no puedo menos que reir,
de mi cara entre espantada y divertida,
de mis hijos y su energía,
de esta rima y su alegría.

Será una delicia volver a casa
dormir en mi propia cama,
babiar mi propia almohada.

Pero lo  mejor de todo es saber
que mi Casa, sin importar nada más,
estará siempre donde yo vaya.

 

Por Carolina Luciano

Este es mi última contribución desde Israel. Pueden ver las anteriores aquí y aquí.  Nos leeremos o veremos en Santo Domingo… Esto ha sido en realidad divertido (y no puedo dejar de rimar 🙂 ).

Abrazos.

La foto pertenece a Yitzhak Avigur, la pueden ver aquí
Anuncios

Una respuesta a “La Casa

  1. Genial, me encanta. Que continue el ritmo y la alegria, la magia de expresar lo que nace desde nuestros corazones. Nelsy Aldebot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s