Archivo mensual: mayo 2011

Una manta al viento (1 de 2)

Mi vida es una manta con múltiples parches de colores. Cada parche relata un pedacito de mi historia. Con las costuras hacia afuera, retazos de mí se han ido agrupando, ordenándose unos al lado de otros, a veces muy juntos, otras separados, deshilachados, descocidos, sin tiempo.

Mirándolos de cerca son sólo parches. Aunque a veces, con la ayuda del viento, logro sacar la cara de los hilos. Extiendo entonces mis brazos y piernas y contemplo el bello patrón que forman mis días.

Lo que de cerca parece un simple pedazo de tela es, en realidad, un intrincado y refinado diseño. Experiencias, cultura, creencias, aliados,  dolores, felicidad son los hilos que forman la tela.

La mía es una manta viva. Dilatándose a cada  puntada me muestra, con sabiduría y paciencia, un patrón que lleva mi nombre y la forma como me coso la manta cada día. Partícipe y creadora. Directora y actriz.

Enhebro, puntada, aguja… Me voy creando hasta el infinito.

Por Carolina Luciano Sánchez

….

Sigue leyendo esta reflexión aquí.


Anuncios

Haciéndonos

Pocos placeres se comparan
con el de un día en pijama
en casa
despeinada
descalza.

Levantarme a la hora que me da la gana
y seguir durmiendo después de eso.
Cubrirme toda de libros,
parir versos y prosa sin que nadie juzgue mi muerte.

Sentirme diosa sin máscaras ni abismos,
sin necesidad de rímel, tacones, uñas pintadas.

Ser yo   sin disfraz,
cubierta de las manchas y ojeras
que me hacen tan única y hermosa.

Ser yo, como nadie me ve,
sin simulacros, ni poses;
con mis locuras, miedos, curvas y amores.

Comparable a ese deleite, amor,
sólo tú cuando me amas
así                     tal cual soy,
sin exigirme ser otra       de mitología, revista o cine independiente,
y me sumerges en el rastro galopante de la noche
para quedar tú y yo
en un éxtasis mágico,                              descalzo, descalza,
haciéndonos como nos da la gana.

Por Berenice Pacheco Salazar
La tarde en que la oruga abrió sus alas”, 2011

Madre, tele, catecismo

Madre, tele, catecismo
ninguna nos presentó,
sin embargo tocaste
y para recibirte hermosa       lavé mi cabellera.

Desde aquel septiembre
una vez al mes me llamas
me bajas
me llegas
y me ha tocado descubrir, entre yo y ustedes,
el misterio milagroso sanador de su presencia,
disfrutando de ir al mar,
danzar con las plantas,
hacer el amor
y usar pantalones (si me dan las ganas).

Por Berenice Pacheco Salazar
La tarde en que la oruga abrió sus alas”, 2011

Foto por: Athena’s Pix

Comunión

En la profundidad
de mi comunión
con los árboles sagrados
evoco tu ser y tu sacralidad,
emanan de mi
mil manantiales
cuyos causes confluyen
con tu ser y tu existencia
más allá de este instante.

Nuestro amor es fruto
de múltiples existencias compartidas
y una larga búsqueda de trascendencia.

por Nelsy Aldebot Reyes

Relación sagrada

Madre – hija
hija – nieta
de vientre a vientre
pariendo una relación sagrada

abuela
madre
hija
sanando
descubriendo tesoros
reconectando  los hilos
de nuestra herencia ancestral
develando secretos
descubriendo la esencia
la conexión espiritual
a través de tiempo y espacio

reconstruyéndonos
trascendiendo
rescatando poderes
conocimientos
encendemos la antorcha
y en una danza en espiral
giramos en amor, alegría
y transformación eterna.

por Nelsy Aldebot Reyes

Imagen tomada de la portada del libro The Mother’s Songs de Meinrad Craighead

Bienvenidas a nuestro mundo mágico

Montémonos en la escoba encantada y exploremos nuestro mundo interior a través de la escritura. En este espacio, Entre Lunas,  Carolina Luciano, Berenice Pacheco, Nelsy Aldebot  y María Hortensia De La Cruz estaremos compartiendo con ustedes nuestras aventuras creativas.